Estados Unidos intentó deportar a una de las migrantes que denunció histerectomías en centros de detención

La administración de Donald Trump intentó deportar a una migrante que, según denuncias de organizaciones de derechos humanos, fue sometida a una histerectomía sin su consentimiento, informó Univision.

Pauline Binam, de 30 años, estaba pronta a ser enviada a su natal Camerún, pero acciones de grupos civiles lo impidieron. Esos expresaron que esta maniobra es un intento del gobierno federal por “acelerar” la deportación sin que antes se esclarezca el escándalo.

“La esterilización forzada, particularmente de mujeres de color, tiene una historia larga y sórdida en Estados Unidos. Que ocurra en 2020 es más que inaceptable. He pedido una investigación inmediata y completa sobre esto. Los responsables deben rendir cuentas”, escribió Pramila Jayapal (demócrata por Washington) en Twitter.

Organizaciones civiles de Estados Unidos plantearon la denuncia contra el Departamento de Seguridad Nacional porque, según testimonios y una enfermera, hay un elevado número de histerectomías practicadas a migrantes en un centro de detención del condado de Irwin, Atlanta.

A eso se suman otras denuncias por prácticas insalubres en el manejo de la pandemia, tardanza en prestación de servicios médicos a los indocumentados y ocultamiento de informes sobre la salud de las personas.

ICE, la oficina del Departamento de Seguridad a cargo de la detención de los migrantes, dijo que todas las inmigrantes detenidas reciben atención ginecológica de rutina y que “nunca se realizaría un procedimiento médico como una histerectomía” sin el debido consentimiento.

Prensa Libre

Latest Tweets

  • It seems like you forget type any of your Twitter OAuth Data.